> 770433

Entrenamiento funcional con cuerda: una tradición más que eficiente

El entrenamiento funcional, como detallábamos en al anterior post, puede ser de varios tipos. Si ya vimos las ventajas y los materiales necesarios para realizarlo en suspensión, distinguimos ahora el de cuerdas. Este tipo de entrenamiento también nos ayuda a poner en forma todo el cuerpo. En ocasiones, no es necesario el material más innovador para realizar un trabajo eficiente, basta con tener claro el ejercicio y ejecutarlo de forma adecuada con las repeticiones y las series que nos marcan para que dé resultado.

Puede resultar primitivo utilizar una cuerda para entrenarse. Pero la moda del crossfit ha puesto en primera línea ejercicios tradicionales pero eficientes, que puede realizar cualquier persona en su centro deportivo o en su domicilio.

De la mano de Anabel Ávila (anabelavila.com), veremos unos cuantos consejos.

Cuerda de salto (ver producto): Saltar a la cuerda es un ejercicio muy completo. Trabajamos nuestros hombros, la denominada zona CORE o abdominal, nuestro tren inferior y nuestro sistema cardiovascular. Al ser un entrenamiento exigente, nos ayuda a perder grasa si es lo que buscamos. Aunque puede resultar rutinario, hay distintas maneras de saltar a la cuerda, cada una de ellas para potenciar un músculo diferente. El tamaño de las cuerdas también tiene mucho que decir.

Cuerda combate (ver producto): Este tipo de entrenamiento tiene una ventaja para iniciados: no requiere demasiada habilidad y técnica para realizarlo. Tampoco influye la condición física inicial, pues el ritmo marcará nuestra mejora. La cuerda de combate ayuda a potenciar la fuerza de agarre, las abdominales, el tren superior y el sistema cardiovascular. Las cuerdas suelen ser de nylon, y es básico que su calidad sea la adecuada.

Cuerda de trepar (ver producto): Hay varios métodos de trepar la cuerda, en función de la práctica de la persona. Detallamos cuatro métodos. La versión enrollar la cuerda a los pies para ganar más seguridad, la pinza, la sin piernas y la iniciación, que es tumbado. Cuanto más alto levantes las piernas, podrás trepar con más facilidad. Un ejercicio que parece complejo al principio, pero que es de los más fáciles cuando se llevan una horas de práctica. Anabel Ávila lo explica en este vídeo de manera muy gráfica.

Cuerda banda elástica (ver producto): Estas cuerdas nos ayudarán a especializar el entrenamiento, pues por su tamaño y elasticidad, podremos enfocarlo a una parte. Hay hasta 40 ejercicios diferentes, que pueden concretarse en brazos y piernas: rotaciones, vuelos, flexiones…

Las cuerdas siempre deben estar presentes, pues además encontrarnos una relación directa entre el coste y su uso: con poco se puede lograr mucho. Un entrenamiento low cost pero rico en productividad, como nos enseña en este vídeo el entrenador personal José Ruiz.

Dentro de este entrenamiento funcional podemos incluir las escaleras de velocidad y de agilidad. Nos ayudarán a realizar ejercicios en movimiento para ganar estabilidad, prevenir lesiones o mejorar el corazón.

Repasa los equipamientos de tu gimnasio o centro deportivo y mejóralos. Súmate al entrenamiento funcional, más adaptado a los clientes que puedes tener en tu gimnasio o centro deportivo. Cualquier duda o consulta, no dudes en contactar con nosotros y te asesoraremos. Puedes enviarnos un email a info@sportalius.com o llamarnos al +34 603 061 901.

Alberto Martínez

@super_martinez

Comentarios

Puede interesarte