> 770433

Lo que debe tener un Campus

Alberto Martínez (@super_martinez)
Carla Ochoa Carreño (@ochoacarla)
Tener una opción cerca de casa y diversión acorde a las edades son algunas de las características que los padres consideran antes de llevar a sus hijos a un Campus.

Dejarlos volar puede ser un poco difícil por eso hay que estar seguros de la personalidad que tienen los niños y de revisar bien las distracciones de los pequeños según sus gustos.

Llevarlos a un Campus no es solo dejarlos allí sin razón alguna, debe ser de provecho, por eso Sportalius deja algunas características a tomar en cuenta.

-El equipo de trabajo: Conozca a las personas que hay detrás porque ellos van a ser los educadores de vuestros hijos durante una semana y se van a encargar de ser vuestros sustitutos. Es imprescindible que todos los integrantes del equipo técnico tengan una mínima titulación de monitor y, al menos, dos integrantes requieran una titulación superior.

-La experiencia es otro punto importante, aunque no trascendental: Es mejor escoger un campus que lleve años realizando un buen trabajo porque es garantía de éxito. Pero, en ocasiones, surgen nuevas ideas, sin bagaje, pero con ilusión y capacidad. Es bueno saber detectarlas y, por eso, ver quién está detrás es básico.

-La variedad y riqueza de las actividades: El fútbol debe ser la excusa para educarles. Pero no el foco principal. Un día dura 24 horas y, como máximo, un niño podrá estar jugando al fútbol 3. ¿Qué hacer el resto de horas aparte de realizar las comidas y dormir por las noches? Juegos lúdicos, inglés, manualidades, piscina, actividades creativas… Cuando más rico sea el Campus mejor se lo pasará el pequeño y más aprenderá.

-El entorno: No es un factor determinante pero sí a tener en cuenta. En medio rural es más propicio porque el clima es mejor y la naturaleza es un mundo también a saber cuidar y a disfrutar de él.

-Las edades: Intente que el Campus en el que acuda su hijo no abra demasiado el abanico de edades y, si lo hace, se encarguen de separarlos por grupos. La interacción es buena pero afecta a la convivencia porque un niño de 7 años, por ejemplo, no tendría las mismas inquietudes que uno de 12. Educativamente es mejor que se agrupen en edades.

Lo más importante no es solo que el niño se lo pase bien, porque pasarlo bien forma parte de la identidad de los más pequeños, sino que aprenda, haga amigos y se eduque en los valores del fútbol gracias a estas convivencias.

-Información importante a saber por la organización: Se recomienda a los padres que se informen previamente sobre temas de organización. Por ejemplo, es muy importante comunicar si su hijo tiene algún problema de salud, alguna alergia o intolerancia para que se tenga en cuenta en la asistencia sanitaria o en la organización de las comidas y menús.

-El equipaje imprescindible para ir de campamento: Ropa cómoda y ligera, adecuada para las actividades que los niños vayan a realizar y para el clima previsto. Los monitores recomiendan que la ropa esté siempre marcada con el nombre para que no la pierdan ni se produzcan malentendidos. El tipo de ropa y calzado puede variar en función de la temática y la zona elegida.

¿Ya sabes lo que necesitas para enviar a tu hijo a un Campus?

 

Fuente: ABC.

Comentarios

Puede interesarte