> 770433

Entrenamiento funcional en suspensión: una mejora que está en el aire

En un anterior artículo explicábamos las bondades del entrenamiento funcional, ideal para trabajar los músculos que utilizamos diariamente. Pero dentro de este entrenamiento global hay diversos tipos, que varían a causa de los materiales o los movimientos.

Queremos detenernos en lo que llamaremos entrenamiento funcional en suspensión. ¿A qué nos referimos? Entrenando en suspensión necesitaremos el trabajo de todos los músculos para estar equilibrados. Aprovechamos la gravedad y nuestra fuerza. Nos permite tener más puntos de apoyo y trabajar la zona CORE. No hay ejercicios más productivos que los que se realizan en suspensión. Encontramos diferentes productos que nos ayudarán a poder realizar este tipo de entrenamiento:

Material de suspensión (ver distintos tipos): Este tipo de material es simple y se puede utilizar en cualquier centro deportivo o en domicilios particulares. Por medio de anillas con una sujeción o poleas se obtendrá el rendimiento al entrenamiento practicando ejercicios laterales. Mediante las series y las repeticiones establecidas, el cuerpo ejerce una fuerza equilibrada por estos materiales y mejoraremos la isometría. Este tipo de productos son flexibles y permiten que el cuerpo se desplace y los músculos participen activamente del movimiento.

Barras dominadas (ver distintos productos): Este tipo de sujeciones fijas permiten en especial trabajar la parte superior del cuerpo. Al no ser flexibles, nuestro equilibrio depende de la fuerza que proyectemos en nuestros brazos y zona abdominal, aunque las piernas no se ven sometidas a esfuerzos. Hay barras extensas para hacer dominadas o barras sin sujeción para realizar idénticos ejercicios. En este caso, los ejercicios son menos variados, pero efectivos si lo queremos es mejorar nuestros brazos y espaldas.

Anclajes y soportes TRX (ver distintos tipos): El entrenamiento funcional reúne todas sus necesidades entre nueva estructura TRX, en la que se pueden entrenar distintos ejercicios y todos los músculos. En un espacio de dos metros por dos, este aparato nos permite poder realizar dominadas o trabajos en suspensión. Al tener que aplicar la fuerza para mantener el equilibrio y poder desplazarse, debido a que se trabaja en altura, todos nuestros músculos entran en acción. Además, si aplicamos el entrenamiento en suspensión en un circuito de intervalos obtendremos un óptimo rendimiento cardiovascular y quemagrasas

Entrenamiento funcional, mejor que el tradicional

Está demostrado que el entrenamiento funcional es más completo que el tradicional en los centros deportivos, por lo que es indiscutible cuidar los materiales que nos ayudan a realizar, por ejemplo, los ejercicios en suspensión. Crear circuitos donde todo el cuerpo entre en funcionamiento y sus músculos se pongan en marcha como en la vida real es una garantía de adecuarse a cada cliente. En los próximos posts seguiremos hablando del entrenamiento funcional, porque tiene más aristas, como las del entrenamiento funcional con cuerdas y con lastres.

Repasa los equipamientos de tu gimnasio o centro deportivo y mejóralos. Súmate al entrenamiento funcional, más adaptado a los clientes que puedes tener en tu gimnasio o centro deportivo. Cualquier duda o consulta, no dudes en contactar con nosotros y te asesoraremos. Puedes enviarnos un email a info@sportalius.com o llamarnos al +34 603 061 901.

Alberto Martínez

@super_martinez

Comentarios

Puede interesarte