> 770433

El CN Sant Andreu, una familia 2.0

Alberto Martínez (@super_martinez)
Enclavado en el corazón de uno de los barrios más populares de Barcelona, el CN Sant Andreu disfruta a sus 46 años de uno de los momentos más felices de su historia. La socalización del deporte le ha hecho crecer hasta los 17.000 socios (contando la instalación privada y las tres municipales que también se gestionan en el mismo complejo), por lo que ha tenido que modernizarse en servicios e equipamiento para cubrir la demanda de los usuarios. “Nuestra razón de ser es el fomento de la natación y del waterpolo, pero también estamos federados en tenis y squash”, relata la gerente Elisenda Pascual, quien añade que “nos hemos ampliado al running y el triatlón, a ver cómo funciona”.

Deportes de nuevo cuño, que chocan en ocasiones con el socio más tradicional y familiar. Dos maneras de ver la actividad física y de entenderla. “En nuestro club se mezclan dos tipos de socios, los que vienen a hacer deporte y los vienen a disfrutar del club. Los primeros son más exigentes y reclaman nuevas formas de entrenamiento, de fitness y de actividades dirigidas. Eso nos obliga a estar a la última, porque los operadores low cost están creciendo como setas”, apunta Pascual.

Los clubes de fitness o gimnasios han irrumpido con fuerza en el sector y principalmente absorben al cliente de entre 16 y 35 años, donde se engloba la generación conocida como millenials. El culto al cuerpo se relaciona con la salud y con una imparable tendencia social. Los clubes más tradicionales no puede perder este tren y al mismo tiempo deben mantener el encanto que les hace próximos. “Nosotros aceptamos todas las franjas de edad, y en los clubes de fitness no hay tanto movimientos social. Nuestro ambiente es familiar y eso nos da ventajas. La gente que viene es la del barrio, desde el nieto al abuelo. Luego está la generación joven, que es más individualista”, comenta la gerente.

La promoción de la natación y de la práctica deportiva es una de las misiones del club en el barrio. Por eso mismo, el club teje una estrategia focalizada en los niños. “Intentamos promocionar el deporte en los más pequeños. Trabajamos mucho con el barrio, con las escuelas, incluso los entrenadores intentan motivar a los padres para que también hagan deporte. Es clave para salud”.

cn sant andreu-gestion deportiva-sportalius.com/blog

 

El equilibrio entre deporte de élite y deporte social

El CN Sant Andreu tiene dos potentes equipos de waterpolo, pues tanto el masculino como el femenino juegan en la División de Honor. Con medallistas olímpicos en su cuna, cuenta también con una potente sección de natación, con Jessica Vall, medallista mundial en 2015 en la prueba de 100 braza, y la joven África Zamorano, también olímpica. Encontrar el equilibrio entre el deporte profesional y el social es también un reto para el club.

“Es una de las partes más difíciles de la gestión del club. La gente debe entender que estamos obligados a combinar el deporte de élite con el de la masa social. Nosotros lo que queremos que los socios se sientan orgullosos de nuestros deportistas. Estos se deben también abrir al socio. Estamos intentando hacer actividades para que así suceda. Por ejemplo, en poco tiempo haremos la 36ª subida a Montserrat y el equipo absoluto de natación serán los que arranquen la prueba. Queremos que nuestro socio sea fan de nuestros deportistas, y nos sigan por las redes sociales. Procuramos comunicarlo todo”.

Una de las maneras de crear esa fidelización es la organización de eventos de primer nivel. No hay acontecimiento de natación más importante que se albergue en España que el Ciutat de Barcelona, perteneciente el circuito Mare Nostrum. En esta edición, la húngara Katinka Hosszu, la española Mireia Belmonte o el equipo australiano competirán en la piscina del CN Sant Andreu el 13 y 14 de junio. “Ya alcanzamos la 38ª edición. Es un evento en el que vienen los mejores nadadores del mundo. El club apuesta y es nuestra gran competición. Pero la parte social no la descuidamos y también le damos importancia, como la cursa popular de Sant Andreu, en la que participan 1.800 personas. O la organización de algunos partidos de la Liga Mundial de waterpolo. El club puede estar a la altura y es una manera de mostrar lo que hacemos”, reiteró Pascual.

¿Cómo comunicar con usuarios tan dispares?

Es una de las grandes preguntas en los centros deportivos, donde confluyen usuarios jóvenes, enganchados a las redes sociales; y otros mayores, que siguen ajenos a la robotización de los usos cotidianos. En el CN Sant Andreu tienen claro que no hay que descuidar nada. “Principalmente trabajamos en redes sociales, como Twitter, Instagram, Facebook o Linkedin… ¡Pero hay una gran masa social que no tiene ni correo electrónico!”, comentó Pascual. “Debemos intentar que lo vean poniendo carteles o pancartas. Les enviamos también el boletín del club y el mailing”.

Pero destaca Elisenda Pascual una de las patas claves para comunicarse con los usuarios, incluso más eficaz que cualquier comunicación interna o externa: los monitores. “El boca-oreja. Un centro de fitness no lo tiene tanto como lo podemos tener nosotros. No obstante, hemos crecido tanto… Antes los clubes los formaban 1.000 o 2.000 personas. Y eso ya no es así. Eso afecta a la mentalidad de muchas personas, que no entienden que ahora somos 16.000 personas. Hay gente que puede creer que tiene derechos adquiridos por llevar muchos años en el club”.

Pero la digitalización no solo afecta a la comunicación, sino también a la logística. El CN Sant Andreu no puede desaprovechar las nuevas oportunidades aunque sus socios viajen a dos velocidades. Y en ese equilibrio también toman las decisiones. “Es un asunto complejo en estas instalaciones. Nos tenemos que poner al día. Hace cosa de tres meses inauguramos las reservas online de pádel. Y queremos hacer lo mismo con las bicicletas de spinning, tenis, squash. Hemos creado una nueva web, con un acceso para el socio donde pueden controlar los recibos. El feedback está siendo bueno”, comenta Pascual.

Aunque, eso sí, reconoce que todos se ha hecho de forma escalonada: “De las tres pistas de pádel, dos son online y una no. En septiembre queremos crear una app del club y queremos renovar la sala de fitness, también los vestuarios. Hace un año y medio el wifi no funcionaba. Estamos obligados a implantar la tecnología y la digitalización”.

10 estrategias de marketing para centros deportivos

 

Comentarios

Puede interesarte